Llega junio y con ello las merecidas vacaciones de todos los trabajadores, un descanso anual reconocido incluso en nuestra Constitución (art. 40):

«Asimismo, los poderes públicos fomentarán una política que garantice la formación y readaptación profesionales; velarán por la seguridad e higiene en el trabajo y garantizarán el descanso necesario, mediante la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de centros adecuados»

Respecto a las mismas suelen resultar numerosas las consultas de los clientes cada año, por lo que os expongo aquí las diez dudas más frecuentes sobre las vacaciones en el trabajo:

¿Cuántos días de vacaciones tengo?

El artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores establece que el periodo de vacaciones anuales retribuidas para el trabajador es de treinta días naturales mínimo.

Es necesario recordar que el Convenio Colectivo de aplicación a tu puesto de trabajo puede establecer más días, mejorando lo indicado en el Estatuto.

Al generarse las vacaciones con cada año natural, si comenzaste a trabajar más tarde del 1 de enero, prestando tus servicios durante un periodo inferior al año natural, has de tener en cuenta que por cada mes trabajado se generan 2,5 días de vacaciones.

¿Si mi contrato de trabajo es de jornada parcial tengo la mitad de vacaciones?

No. Si tu contrato es de media jornada tendrás los mismos días de vacaciones que aquellos que tengan jornada completa.

¿Puede obligarme mi jefe a cogerme vacaciones cuando quiera él?

El Estatuto de los Trabajadores (art. 38) establece que las vacaciones se pactaran por común acuerdo entre empresario y el trabajador, por lo que el trabajador tiene un derecho subjetivo a escoger sus vacaciones.

A pesar de ello, no es cierto que la mitad de las fechas las pueda escoger el trabajador y la otra mitad la empresa, como así he escuchado a muchos clientes que acuden al despacho.

¿Con cuánto tiempo de antelación tienen que indicarme mis vacaciones?

Las vacaciones deben ser anunciadas al trabajador con al menos dos meses de antelación al primer día de disfrute de las mismas

¿Pierdo mis vacaciones si coinciden con una baja?

No. En el caso de que tus vacaciones coincidan con una baja tendrás derecho a disfrutarlas en fecha distinta aunque haya terminado el año natural al que correspondan.

Pero, cuando la baja sea por contingencia distinta a derivadas del embarazo, lactancia, parto, nacimiento o adopción, el trabajador tiene un plazo de dieciocho meses para solicitar su disfrute una vez finalizada su incapacidad.

Si no disfruto de mis vacaciones ¿caducan?

Si a día 31 de diciembre no has disfrutado de tus vacaciones puedes perderlas puesto que habitualmente existe un límite para disfrutar de las mismas que es el fin del año natural, salvo que el Convenio Colectivo pacte lo contrario.

¿Puedo demandar a la empresa si no llego a un acuerdo con ellos?

Si no puedes llegar a un acuerdo con la empresa respecto a tus vacaciones podrás interponer una demanda contra la empresa en los Juzgados de lo Social, este tipo de demandas se tramitan de forma urgente y se les da una tramitación preferente.

¿Puede la empresa pagarme por no cogerme las vacaciones?

Las vacaciones no pueden sustituirse por una compensación económica.

Las vacaciones son un derecho necesario, irrenunciable e indisponible, por lo que será ilícito todo acto que las suprima o intente sustituirlas económicamente.

¿Me pueden sancionar quitándome días de vacaciones?

No, el artículo 58 del Estatuto de los Trabajadores establece que:

«No se podrán imponer sanciones que consistan en la reducción de las vacaciones u otra minoración de los derechos al descanso del trabajador o multa de haber».

Si tu empresa te ha impuesto una sanción quitándote días de vacaciones puedes acudir a un procedimiento de impugnación de sanciones para el que hay un plazo de 20 días hábiles tras su notificación.

¿Puedo trabajar para otra empresa estando de vacaciones?

Sí, siempre y cuando no hayas pactado lo contrario con la firma del contrato de trabajo, como por ejemplo una cláusula de exclusividad.